¿Cuál es el rodillo ideal?

Dependiendo de la superficie que quieras renovar, hay muchos tipos de rodillos con distintas características, que se van a adaptar a cada una de ellas.

Rodillos de lana pelo largo: Son ideales para superficies rugosas, como ladrillo a la vista, revestimientos o revoque grueso

Rodillos de lana de pelo corto: Funcionan mejor en superficies lisas, como paredes de acabado fino o yeso

Rodillos antigota: Son rodillos sintéticos de pelo corto, que no salpican y pueden usarse tanto en pintura al agua como en base solvente

Rodillo de espuma: Son perfectos para usar con esmaltes sintéticos en superficies chicas, como puertas o zócalos

Podés conocer todos los rodillos que te recomendamos acá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola!. ¡Estamos para ayudarte!